Quienes somos.

Somos alumn@s y ex-alumn@s del ciclo de Serigrafía Artísitica que se imparte en la Escuela Municipal de Artes y Oficios de Vigo.
Este blog ha sido creado con la intención de compartir nuestros trabajos e inquietudes relacionadas con el mundo de la SERIGRAFÍA ARTÍSTICA.
Desde el taller del ciclo de esta actividad que se imparte en la E.M.A.O. de Vigo para tod@s.
También publicaremos todo aquello que nos llame la atención de este campo, tanto del artístico como del industrial.

HISTORIA DE LA SERIGRAFÍA

  • Antecedentes de la técnica serigráfica
  • Comienzo de la serigrafía
  • Desarrollo de la técnica
  • La serigrafía en la actualidad


-ANTECEDENTES DE LA TÉCNICA SERIGRÁFICA-



La serigrafía es un procedimiento de impresión que consiste en el paso de la tinta a través de una plantilla que sirve de enmascaramiento, unida a una trama tensada en un bastidor. Desde este planteamiento, siempre se ha pensado que el origen de la serigrafía es el estarcido, es decir, la impresión de dibujos o imágenes, elementos decorativos, letras, etc., dibujados previamente sobre una plantilla que, colocada sobre una superficie, permite el paso de la pintura o tinta a través de las partes vaciadas, pasando por encima una brocha, rodillo o racleta.

El descubrimiento del estarcido se remonta a miles de años antes de Jesucristo, pues se ha comprobado que muchas pinturas encontradas en cuevas prehistóricas fueron hechas espolvoreando tierras coloreadas muy molidas sobre bases puestas previamente sobre las paredes.

En las islas Fidji los nativos estampaban sus tejidos usando hojas de plátano recortadas con dibujos. Empleando pinturas vegetales coloreaban aquellas zonas que habían sido recortadas, transfiriendo así el dibujo a la tela. Posiblemente la idea surge al ver las hojas de los árboles y de los arbustos horadadas por los insectos.

En el 2.500 a.C. en Egipto se recurría al estarcido para la decoración de las pirámides y los templos, para la elaboración de murales y en la decoración de cerámica y otros objetos. Lo mismo sucedía en la antigua Grecia.

El mayor inconveniente que han presentado siempre las plantillas es el de encontrar la forma de vincular las áreas aisladas, dentro del dibujo principal, con él. Este problema se resuelve tradicionalmente practicando puentes que unen ambas partes de la plantilla, procedimiento muy poco dedicado y nada idóneo, y en consecuencia sólo apto para diseños de cierta calidad. Se necesitaba un método que permitiera transferir diseños con zonas asiladas sin que los puentes quedaran reflejados en el producto final.




-COMIENZO DE LA SERIGRAFÍA-



La serigrafía es un sistema de impresión milenaria. Si bien no hay datos exactos, se cree que se remonta a los chinos, que según una leyenda utilizaban cabellos de mujer entrelazados y tensados sobre un marco rectangular a los que les pegaban papeles, formando dibujos que luego se laqueaban para que quedaran impermeables. Posteriormente se cambió el material por la seda, de ahí proviene el nombre de la técnica.




-DESARROLLO DE LA TÉCNICA-



La aplicación del sistema de impresión por serigrafía como base de la técnica actual, empieza en Europa y en Estados Unidos a principios del siglo XX, a base de plantillas hechas de papel engomado que, espolvoreadas con agua y pegadas sobre un tejido de organdí (algodón) cosido a una lona, se tensaba manualmente sobre un marco de madera al que se sujetaba por medio de grapas o por un cordón introducido sobre un canal previamente hecho en el marco. Colocada encima la pintura o la tinta, se arrastraba y presionaba sobre el dibujo con un cepillo o racleta de madera con goma o caucho, y el paso de la tinta a través de la plantilla permitía la reproducción de las imágenes en el soporte.

Con esta técnica se empezó, en un principio, a estampar tejidos, sobre todo en Francia, dando origen al sistema de estampación conocido por "estampación a la Lyonesa".

Las primeras aplicaciones gráficas fueron indiscutiblemente norteamericanas, entre 1906 y 1910.

En 1907, el inglés de Mánchester, Samuel Simon patentó un sistema de impresión de esténcil con una pantalla de seda. John Pilsworth mejoró esta técnica desarrollando un método de impresión multicolor y fue Anthony Velonis el artista plástico que le puso el nombre de serigrafía para diferenciar la aplicación artística de la comercial, conocida como silkscreen.

Unos pocos años después de la patente de Simón, John Pilsworth desarrolló un proceso multicolor. El proceso de serigrafía moderna ha evolucionado a partir de ideas aprobadas por John Pilsworth en 1914 en San Francisco, California. Esto es conocido por ser el primer material de referencia sobre cómo usar la serigrafía multicolor para formar impresiones.

La invención de una laca o emulsión que permitía sustituir el papel engomado sobre el tejido con una mayor perfección en la impresión, inició el rápido desarrollo de este procedimiento.

Fue en Inglaterra hacia 1923 ó 1924 donde se creó el primer taller europeo que utilizo esta técnica en su aplicación gráfica comercial y se llamó "Selecta de Londres". Después la técnica se proyectó hacia Escandinavia en 1927 llegando a Francia y a Suiza en 1928.
En Europa la serigrafía se mantuvo aletargada o con un desarrollo muy lento mientras se perfeccionaba rápidamente en U.S.A



-LA SERIGRAFÍA EN LA ACTUALIDAD-



En el transcurso de la 2ª Guerra Mundial, los Estados Unidos descubrieron lo apropiado de este sistema para marcar material bélico tanto en las fábricas como en los propios frentes de guerra, donde se recurría a talleres portátiles.
El desarrollo de la publicidad y el trabajo industrial en serie a partir de los años 50, convirtieron a la serigrafía en el sistema de impresión indispensable para todos aquellos soportes que, por la composición de su materia, forma, tamaño o características especiales, no se adaptan a las máquinas de impresión de tipografía, offset, huecograbado, flexografía, etc. La impresión por serigrafía es el sistema que ofrece mayores posibilidades, pues prácticamente no tiene ningún tipo de limitaciones.

La técnica de la serigrafía adquirió su mayor popularidad en el "Movimiento Pop Art" de la década de 1960. En la actualidad, este método se utiliza cada vez más en bellas artes y en impresiones comerciales de pequeña tirada. 

La palabra serigrafía tiene su origen en la palabra latina "sericum"(=seda) y en la griega "graphé" (=acción de escribir, describir o dibujar). Los anglosajones emplean el nombre de Silk-screen (pantalla de seda) para las aplicaciones comerciales e industriales, y el de Serigrafía para la reproducciones artísticas, aunque en la actualidad se ha impuesto este último para todas las técnicas de impresión que tienen su origen en el tamiz, sea del material que sea: orgánico, sintético, metálico, etc.

Este sistema, por sus especiales características, permite imprimir sobre cualquier soporte: blanco, transparente o de color, grueso o fino, áspero, rugoso o suave, de forma regular o irregular, mate, semimate o brillante, pequeño o grande, de forma plana o cilíndrica, y se pueden emplear todo tipo de tintas, previamente formuladas de acuerdo con los materiales en los que se va a imprimir, con diferentes gruesos de capa por depósito de tinta, calidades opacas, transparentes, mates, semimates, brillantes, fluorescentes, reflectantes, barnices y lacas, vinílicas, acrílicas, gliceroftálicas, catalépticas o de los componentes, al agua, etc. Se aplica sobre cualquier tipo de material: papel, cartulina, cartón, cuero, corcho, metal, madera, plástico, cristal, telas orgánicas o sintéticas, fieltro, cerámica, etc., y sin ninguna limitación en el número de colores planos o tramados, pudiendo hacerse la impresión manual o por medio de máquinas. En la actualidad el perfeccionamiento de este sistema es prácticamente absoluto, teniendo mayor calidad cromática y resistencia que otros sistemas más conocidos.

La aparición de los tejidos de poliéster, mallas metálicas de gran finura y resistencia, emulsiones y películas para clichés, ha permitido lograr una perfección en la impresión que la colocan en igualdad de condiciones con otras técnicas más sofisticadas y costosas.